sábado, 11 de junio de 2011

Movimiento 15-M

Un movimiento, una revolución, una petición de derechos a lo grande, ¿ qué puede llegar a ser este 15-M ?.
Muchas preguntas para contestar y la única verdad que hay es que seguimos bajo el dominio, su dominio, el que nos hacen seguir y aceptar sean cuales sean sus preferencias, y como no, tenemos que aceptarlo como sea. Todo partido político busca lo mismo, que crezca su poder a costa de todos los ciudadanos. Da igual el color del partido, o lo que nos cuenten cada día, es la misma mentira de distinto color. Merece la pena un movimiento como este, claro está, pero no por mucho que nos revolucionemos y pidamos nuestros derechos van a hacer lo posible para agradarnos, al contrario, que nos van a poner mas impedimentos.
Qué importará lo que el pueblo piense o deje de pensar si luego son ellos los que deciden todo, y encima lo hacen "por nosotros", por eso mismo digo que es la misma mentira disfrazada de otro color diferente que da igual lo que pensemos, tienen como preferencia ellos primero y luego el pueblo sea cual sea su eslogan publicitario o lo que nos hagan pensar cada vez que salen en algún medio de comunicación, nos engañan por todos los lados y nos hacen ver las cosas como ellos quieren que las veamos. 
En Sol, había pancartas que criticaban todo esto que estoy comentando, y me fijé en una pancarta que decía: "apaga la televisión y enciende tu mente", que expresa en solo una frase todo lo que de verdad nos hacen los políticos y nos harán hasta que la cosa no cambie.
No sé si por este camino vamos bien o no, ni siquiera sé si el tiempo que estamos perdiendo con Sol va a dar el resultado esperado, pero como siempre hay que hacer es intentarlo: "mirando a las vías nunca sabrás hacia donde se fue ese tren"

sábado, 14 de mayo de 2011

Crítica a la clase de filosofía.

¿Cómo criticar una clase que nos enseña más de lo que aprendemos?
Resulta difícil que en una clase en la que el profesor nos enseña muchas más cosas de las que en realidad creemos, o aprendemos, pueda tener una crítica, pero aún así hay factores que no me agradan mucho.
Una de las primeras cosas que no me gustan es que a veces nos trata como si tuviera signos de superioridad hacia nosotros, y luego dice a alumnos que tienen problemas de elitismo, que piensan que hay gente superior a ellos, mientras el profesor actúa así. Pero de todas maneras, yo por lo menos, me doy cuenta de que lo hace aposta porque en nuestra futura vida nos vamos a encontrar con jefes de nuestro trabajo que van a ser así, y lo único que podremos hacer es callar. También cuando nos hace copiar por cualquier motivo, se comporta de esa manera para “humillarnos” de alguna manera y darnos cuenta de que si seguimos por ese camino estamos perdidos, pero de cosas así no nos solemos dar cuenta por eso poca gente podría criticar su clase. Mantiene una relación muy distante a nosotros, nos encanta como da sus clases, pero nos mantiene a una distancia prudente y nos trata como a personas que no valemos para la vida, pero ahí entra en juego la ironía. Por cosas así es el único profesor que nos  mantiene a raya, y al que más respetamos por eso me gusta ir a sus clases, porque aparte de aprender filosofía, aprendemos vida, y eso pocos profesores lo saben enseñar. No es una forma de hacer la pelota, es una forma de decir que me gustan sus clases.

sábado, 26 de marzo de 2011

Defender si existe el alma o no. Argumentos


          ¿El alma?, aquello que nos hace sentirnos bien, o incluso superiores, pero, ¿existe de verdad?. Bien, cada vez que te levantas cada día por la mañana te levantas por tu propia voluntad o ¿hay algo más que te incita a hacerlo?. Las personas que de verdad creen que existe el alma es porque nunca han tenido amor propio, se apoyan en algo que ni siquiera ellos mismo creen si de verdad existe . Lo único que verdaderamente existe que no podemos ver pero de verdad está en nosotros mismo no es el alma, sino el amor propio, y las ganas que tenemos de vivir, el como afrontas los escalones de la vida. Si tuviéramos verdaderamente alma no tendríamos que pensar tanto en el día a día ya que siempre el alma te ayudaría a solucionar tus problemas y sería el apoyo de todas las personas, pero aún así hay personas que no confiamos en el alma, que lo que de verdad te ayuda a resolver tus problemas eres tú mismo, claro que puedes tener ayuda, pero tú mismo eres el dueño de tus pasos, y nadie más te puede decir lo que tengas que hacer, tú mismo eres tu propio límite. Y si la gente defiende el alma, ¿de qué sirve, entonces, el egocentrismo?. Si hay algo que defina las personas es su personalidad y sus actos, y si las personas somos libres para elegir, ¿por qué fiarnos del alma para tomar decisiones?. El alma no da vida al cuerpo, somos las personas quienes damos vida al alma, cuestionando si existe o no, qué más dará si existe algo que ni siquiera lo tenemos presente ni en el cincuenta por cierto de un día, qué más dará que algo que no nos da algo de vital importancia tenga tanta importancia en nuestras vidas, lo que de verdad importa son las personas, que son las que de verdad existe no un algo, un alma, que lo único que hace es cuestionar la fe de cada persona, lo importante en cada persona son sus actos, no si se apoya en el alma o en un amigo, sino como actúa de acuerdo a su forma de vida.
En resumen si tu crees eres suficientemente maduro para poder elegir por ti mismo, adelante, pero no te dejes influenciar por el alma, cosa que personalmente creo que no existe, y si existe algo parecido en cada persona, son las ganas con las que nos levantamos cada mañana, o incluso las ganas con las que hacemos un mero blog de filosofía.

domingo, 20 de febrero de 2011

¿Como debería dar clase un profesor? Opinión subjetiva.

Un buen profesor debería dar clase, no para enseñar, si no para que los alumnos aprendan que son cosas muy distintas. La persona que enseña verdaderamente hace que te guste la asignatura, y que recuerdes cada clase que tienes con el profesor y lo que te enseñe lo apliques a tu vida, que no se te quede guardado en la cabeza y no sepas ni para que utilizarlo.
Yo creo que una persona que de verdad enseña tiene la capacidad de poner a sus alumnos bajo su mando, y sabe como tratarlos en cada momento, sabiendo como actuar y que decir, si que el alumnado se le eche a la espalda. Lo que verdaderamente aprecio de un profesor es la actitud que muestra frente a los alumnos que quieren “hacer la gracia” o llamar la atención, si el profesor sabe llevar esa situación para mi ya es bastante, y si encima endereza al alumno para todo un curso, o para toda una vida, eso es lo que verdaderamente vale, y no muchas cosas que a veces ni utilizamos en la vida y las aprendemos por aprender. También lo que un profesor me gustaría que hiciese o por lo menos intentase es que tuviera la capacidad de saber lo que piensa cada alumno y que solo con ver como se comporta en clase sepa como es esa persona, que no le haga falta preguntarle para saber la respuesta.
Pero también es verdad que ningún profesor tiene que ser igual que otro, lo mejor de ellos es que cada uno sea de una manera diferente y que cada uno tenga su propia forma de dar clases y su propia forma de enseñar. La personalidad que tienen las personas y sobretodo los profesores que son las personas encargadas mayoritariamente de tu futuro (aparte de tu familia y como veas la vida desde tu punto de vista), es muy importante ya que son personas que se van a recordar para siempre, sea por cosas buenas o cosas malas, y de momento no conozco a nadie que haya preferido recordar a una persona por sus cosas malas que por sus cosas buenas.
Lo que también valoro mucho es como las personas tratan a las demás, el tacto que tengan, la personalidad en resumen. ¿ Cómo podría resolver un profesor una situación adversa?, quien de verdad lo haga, ese es el buen profesor.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Relaciones sexuales en la adolescencia.

Para mí este es un tema que puede tener diferentes opiniones acerca de quién mantenga las relaciones sexuales, es algo muy subjetivo ya que para algunas personas dan muchísima importancia al sexo, y otras en cambio no prestan la pequeña importancia que debería darse, ya que un simple fallo puede marcarte la vida.
Que se mantengan relaciones sexuales entre menores de edad no tiene mayor importancia si está consentido por ambas personas y sepan las consecuencias que puede ocurrir, me parece bien que si una pareja o dos personas mantenga relaciones sexuales mientras las dos personas lo consientan y sepan el peligro que conlleva, pero no veo nada malo en que dos personas mantengan relaciones sexuales, depende de las personas y lo que consideren bueno o malo, cada uno tiene su propia opinión acerca de este tema y es respetable en cualquiera de los casos.
En cambio lo que no me parece moral es que una persona mayor de edad mantenga relaciones sexuales con una menor de edad, es cierto que si las dos personas quieren no hay nada más que hablar, pero si un menor  no lo consiente y un mayor de edad es lo único que quiere pues ya sería un acto inmoral, y no le daría nada de importancia a la situación tanto una persona como la otra y no tendrían en cuenta la diferencia de edad, que aunque en el tema del amor no importa, pero que en el tema del sexo si importa, y además con gran influencia en la vida jurídica.
En mi opinión el mantener relaciones sexuales entre dos personas menores de edad no tiene mayor problema si las dos personas quiere, pero entre una persona mayor de edad y una meno la cosa cambia porque puede acarrear un delito. Pero aún así las relaciones sexuales dependen de cada persona o pareja, que tienen una visión del tema diferente a la que tiene todo el mundo.

domingo, 24 de octubre de 2010

¿Porqué estoy estudiando?, ¿Actidtud especulativa, o pragmática? Opinión.

La RAE define la palabra estudiar como: ejercitar el entendimiento para alcanzar o comprender algo. En definitiva el ser humano, las personas, buscamos alcanzar lo máximo posible y destacar en lo que podamos dentro de las posibilidades de cada individuo. Para algunos, el estudiar y basar su vida en el estudio es alcanzar lo máximo como persona, y para otros es simplemente una obligación y un fastidio.
Para mí, el estudiar, no es un fastidio, para mí son los cimientos para poder llegar a destacar en algo como persona y no estar preguntándome, lo que me queda de vida, lo que pudo ser y no ha sido, por culpa de pensar que estudiar es solo una obligación. Estudio porque el día de mañana hay que tener estudios para tener un trabajo medianamente bueno y poder dar a mi familia todo lo que está sacrificando por mí, y más tarde a mis hijos y poder ser una persona de provecho en un futuro, que me vean como una persona honrada que ha aprovechado su vida a tope y no que piensen que haya sido una persona que ha pasado de todo y que no le importaba estudiar.        
¿Actitud pragmática, actitud especulativa? Estudiar, sea lo que sea, para tu vida siempre va a ser útil, lo fundamental (el estudiar) siempre te va a ser útil en cualquier fase de tu vida aunque creas que no te va a servir para nada. Estudiar es fundamental para ser una persona de los pies a la cabeza hoy en día, los tiempos cambian a un gran ritmo, antes no hacía falta estudiar cómo se estudia en estos tiempos, se necesita una muy buena formación académica y social para que el día de mañana saques el máximo provecho a tu vida. Cabe destacar la importancia de los profesores y de la comunidad educativa en nuestras vidas, que aparte de la educación que nos dan en casa, la del instituto es muy importante. En mi opinión, el hecho de estudiar es una actitud pragmática ya que lo fundamental acaba siendo lo útil, estudiar y no arrepentirse más tarde de por qué no lo hice.
Estudiar, eso que odiamos tanto en algunas fases de nuestra vida, luego es lo que nos va acompañar siempre. Y por mucho que diga la gente que estudiar no vale para nada se equivocan, luego pensarán que habrán hecho con su vida mientras los demás están 2 pasos por delante de ellos.


“No me arrepiento de lo hecho, y pecho a lo que hice ayer, solo me arrepiento de lo que no fui capaz de hacer